Mamá, esposa y odontóloga. No doy más!

Mamá, esposa y odontóloga. No doy más!

Si aún eres soltera y no eres madre este artículo también va a ser para tí.

Te levantas bien temprano y nerviosa para preparar meriendas y las cosas de los chicos, por supuesto cuando ellos se despiertan comienzan todas las peleas para que se vistan, desayunen y lleguen en hora. Al consultorio, luego del embotellamiento acostumbrado, llegas como un torbellino  porque el primer paciente lo tienes marcado de inmediato, no tienes tiempo ni para tu sagrado café, tan necesario y adictivo para noshutterstock_81575554sotras.

Te suenan los primeros mensajes de WhatsApp pero ya tienes los guantes puestos y no debes tocar el teléfono ya que genera contaminación cruzada, pero en tu mente quedó esa ansiedad de los mensajes. La jornada laboral transcurre regularmente con un 50% de odontología, 30% de psicología urbana barata y 20% de lidiar con los dolores crónicos de mala postura que nos dejan agotados y todavía hay que volver a casa.

En Casa nos espera el baño de los chicos, los deberes, la cena, tu marido y aprontar todo para mañana.

Repite esta secuencia 5 días de la semana durante algunos años y eres poseedora del síndrome de Burnout, surmenage en frances o en español vulgar te quemaste, estas agotada, no puedes más, aunque en casa de tilden de loca por los gritos o con depresión por las quejas.

Las pastillas no van a cambiar tu vida, ni tu rutina, ni la ropa tirada en el baño. Tu necesitas un cambio, te has preguntado donde entras tú en esta vida? Que haces por ti?

Pues bien, te daré pequeños consejos:

  • Tómate un fin de semana a solas con tu marido y deja a los chicos con familiares o amigos sin preocuparte, yo te aseguro que van a sobrevivir.
  • Coordina en el trabajo para entrar un día un poco mas tarde y toma zumbaclases de Yoga, Pilates, Zumba o lo que te sienta bien. Acompaña al final con un jugo de frutas.
  • Los jueves en casa es noche de Pizza y así evitas cocinar y pensar en la comida.
  • Cada 15 días tómate masajes en el fin de semana para recuperarte de los dolores de hombro y espalda.

No pienses que en un artículo puedo arreglar tu vida pero por lo menos soy alguien que te entiende, te apoya y esta dispuesta a ayudarte.

Comparte este artículo con tus colegas y déjanos tu like en Facebook/SaluDoc  ;-)

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios